Cómo lavar los cuellos de las camisas para que queden impecables


Sin dudas, las camisas son prendas de vestir que siempre están a la moda y que se utilizan para cualquier ocasión y en cualquier estación del año.

Quedan bien para ir a la oficina formando parte del look ejecutivo, para una fiesta con una linda falda y unos buenos tacos, o bien acompañando los jeans que más nos gustan para una ocasión un poco más informal.-
Tener en nuestro guardarropas una camisa blanca y una camisa negra clásicas, son elementales para poder combinarlas con lo que sea y sin dudas, nos sacarán de un apuro en más de una oportunidad.

Ahora bien, verás que tengas la camisa que tengas, no importando el color, la tela o el tipo de costura que tenga, su cuello será el primero en deteriorarse.

Existen infinidad de factores que deterioran el cuello de nuestras camisas, como por ejemplo el sudor (el cuello es una zona que habitualmente suda mucho), se comienzan a levantar con el cepillado de nuestro cabello aunque no lo creas!, entre otros.

Entonces, si quieres tener el cuello de tus camisas siempre impecable, te proponemos un tratamiento para que, antes de lavarlas, recuperes por completo la tela, textura y color de los cuellos de tus camisas, y puedas lucirlas impecables por más tiempo. Pon atención.

Antes de colocar las camisas en tu lavarropas, toma un cepillo de cerdas bien suaves que no utilices para otra cosa, y coloca sobre el mismo shampoo neutro. Te mucho cuidado de no excederte en la cantidad de shampoo que usas, los excesos siempre son malos y perjudican la efectividad de los tratamientos.

Humedece el shampoo que está sobre el cepillo con un poco de agua fría. Es sumamente importante que realices este tratamiento con agua fría, ni tibia, ni caliente por favor.

Luego, cepilla muy suavemente el cuello de tus camisas con el shampoo neutro. Ten cuidado de no levantar la tela. Por eso, realiza movimientos suaves pero consistentes al cepillar.

Una vez que hayas terminado con este proceso, deja actuar el shampoo neutro por unos minutos sobre el cuello de tus camisas.

Finalmente, pon las camisas en la lavadora o lávalas como habitualmente lo haces. Verás cómo sus cuellos quedan como nuevos.

Pon en práctica este tratamiento para cuellos de camisas y cuéntanos cómo te fue.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada